menu close menu

Muffins de Queso Cremoso y Mermelada de Fresa

 

Para mi primera entrada en la categoría de “Paso a Paso” (“Step by Step”) he querido traeros unos espectaculares Muffins de Queso Cremoso y Mermelada de Fresa.

 

Muffins de Queso Cremoso y Mermelada de Fresa

Este post es más un “semi-paso a paso” que un “paso a paso” propiamente dicho. La parte interesante que he querido enseñaros de forma gráfica os ayudará a visualizar el procedimiento junto con su explicación (y es la parte del final, cuando la masa ya está en las cápsulas).

 

¿Qué decir de estos muffins para que os hagáis una idea de lo mucho que queréis prepararlos? Son una delicia para el paladar por su frescura y por su sabor. Os encantarán porque además de ricos, son esponjosos y ligeros. Perfectos para un buen desayuno o mismamente para merendar.

 

¿Empezamos? Vamos allá…

 

1.- Lo primero que hay que hacer es decidir qué tipo de muffins vamos a preparar, es decir, el tamaño. Podemos preparar unos 10 muffins de tamaño XL (gigantes) o unos 20 muffins de tamaño normal o incluso una combinación de tamaños si disponemos tanto de moldes normales como para muffins más grandes. En mi caso, me decanté por una combinación de ambos; de ahí que veáis distintos moldes en las fotos.

 

2.- Una vez decidido, preparamos las cápsulas en el molde y precalentamos el horno a 180ºC. No me cansaré de mencionar que es muy importante que conozcamos bien nuestro horno. Si se parece en algo al mío, no puedo precalentar al comienzo de la preparación de la receta pues alcanzaría una temperatura demasiado alta para cuando fuese a hornearlos (tengo un horno que va muy rápido). Si en cambio, tenemos un horno mejor calibrado, el comienzo de la preparación es el momento perfecto para precalentar.

 

3.- Cogemos un bol y batimos la mantequilla (a temperatura ambiente), el queso cremoso (Philadelphia o parecidos) y el azúcar con una batidora de varillas hasta obtener una consistencia cremosa.

 

4.- Añadimos los huevos y mezclamos bien.

 

5.- En otro bol, tamizamos la harina, la levadura, el bicarbonato y la sal.

 

6.- Integramos lo tamizado a la mezcla cremosa y volvemos a batir.

 

7.- Agregamos la leche y mezclamos de nuevo.

 

8.- Repartimos la masa en las cápsulas para muffins. Rellenamos a ¾ de la capacidad de la cápsula o una pizca menos.

 

Muffins de Queso Cremoso y Mermelada de Fresa 

9.- Añadimos una cucharadita (si estamos haciendo muffins tamaño normal) o media cucharada sopera (si hacemos muffins gigantes) de la mermelada de fresa encima de la masa de cada cápsula. No pasa nada si tiene algún grumo o tropezón, pero es preferible que sea una mermelada fácil de manejar.

 

Muffins de Queso Cremoso y Mermelada de Fresa 

Podemos añadir el sabor de mermelada que más nos guste o jugar con los sabores y en lugar de utilizar únicamente mermelada de fresa podemos poner de varios tipos, o incluir pepitas de chocolate con leche o chocolate blanco, etc. Depende de lo experimental que queramos ser en la cocina en el momento de prepararlos.

 

Muffins de Queso Cremoso y Mermelada de Fresa 

Recomiendo las siguientes combinaciones: mermelada de fresa con pepitas de chocolate blanco… y mermelada de naranja con pepitas de chocolate con leche…

 

Muffins de Queso Cremoso y Mermelada de Fresa 

10.- A continuación, removemos la masa y la mermelada con un palillo hasta que se forme una especie de espiral de color (cuando ya queda integrada la mermelada en la masa). Tener cuidado al remover de no rasgar el fondo de la cápsula con el palillo y causar alguna grieta. Con unos pocos movimientos suaves del palillo bastará.

 

Muffins de Queso Cremoso y Mermelada de Fresa

Muffins de Queso Cremoso y Mermelada de Fresa 

11.- Espolvoreamos cada cápsula con un poco de azúcar granulado para que al salir del horno tenga un brillo bonito.

 

Muffins de Queso Cremoso y Mermelada de Fresa

Muffins de Queso Cremoso y Mermelada de Fresa 

12.- Horneamos aproximadamente durante 30 minutos si se trata de muffins XL o 20 minutos si se trata de muffins de tamaño normal, vigilando bien el horno hacia el final del tiempo indicado.

 

13.- Una vez que vemos que han adquirido un bonito color dorado y una capa de aspecto crujiente por arriba (a los 25 minutos si hacemos los muffins gigantes y a los 15 minutos si hacemos los normales), podemos apagar el horno y dejarlos unos 5 minutitos. No conviene sacarlos rápidamente del horno pues la diferencia de temperatura puede ocasionar que se hundan ligeramente.

 

14.- Una vez fuera del horno, dejamos que se enfríen y espolvoreamos con un poquito de azúcar glass para decorar.

Como resultado tendréis unos deliciosos Muffins de Queso Cremoso y Mermelada de Fresa de lo más esponjosos y cubiertos por una crujiente capa azucarada. ¡Ideales para tomar en cualquier ocasión!

 

Muffins de Queso Cremoso y Mermelada de Fresa 

¡Espero que os gusten!

 

Muffins de Queso Cremoso y Mermelada de Fresa
Dulces y esponjosos muffins con sabor a mermelada.
Write a review
Print
Ingredientes
  1. (para 10 muffins XL o 20 muffins normales)
  2. - 113 gramos mantequilla (a temperatura ambiente)
  3. - 227 gramos queso cremoso (tipo Philadelphia)
  4. - 220 gramos azúcar
  5. - 2 huevos
  6. - 218 gramos harina
  7. - 1 cucharadita de levadura
  8. - ½ cucharadita de bicarbonato
  9. - ¼ cucharadita de sal
  10. - 60 ml leche
  11. - Mermelada de fresa (sin trozos)
  12. - Puñadito azúcar granulado
  13. - Azúcar glass para decorar
Instrucciones
  1. - Preparar las cápsulas en los moldes para muffins.
  2. - Precalentar horno a 180ºC.
  3. - En un bol y con una batidora de varillas, batir la mantequilla, el queso cremoso y el azúcar hasta obtener una consistencia cremosa.
  4. - Añadir los huevos y mezclar.
  5. - En otro cuenco, tamizar la harina, la levadura, el bicarbonato y la sal.
  6. - Integrar lo tamizado a la mezcla y remover.
  7. - Añadir la leche y mezclar.
  8. - Dividir la masa entre las cápsulas para muffins (rellenar a ¾ de su capacidad)
  9. - Añadir una cucharadita o dos de mermelada sobre cada muffin.
  10. - Remover la mermelada con un palillo, hasta que quede integrada y se vea una espiral de color.
  11. - Espolvorear un poco de azúcar granulado sobre cada muffin.
  12. - Hornear aproximadamente 30 minutos si hacemos muffins XL y 20 minutos si preparamos muffins normales.
  13. - Sacar del horno y dejar enfriar.
  14. - Una vez fríos, espolvorear con un poco de azúcar glass.
Notas
  1. - No rellenar las cápsulas para muffins a más de ¾ de su capacidad (incluso un poquito menos). Le vamos a añadir mermelada por lo que no queremos que se desborde la cápsula y no nos salgan bonitos.
  2. - Para remover con el palillo y obtener una mejor integración con la masa, utilizaremos mermelada sin trozos (con algún grumito no pasa nada).
  3. - Atentos siempre a la temperatura del horno. Si se tiene un horno que calienta muy rápido, no conviene poner a precalentarlo justo al comienzo de la preparación, sino más adelante. Un horno precalentado demasiado tiempo hará que el tiempo de horneado necesario sea difícil de calcular.
  4. - Conservar en un recipiente herméticamente cerrado.
Recomendaciones
  1. - Podemos hacer 10 muffins XL o 20 muffins normales o una combinación de ambas.
  2. - En lugar de añadir mermelada al final, podemos integrar pepitas de chocolate a la masa y luego repartir entre las cápsulas para muffins y así tener unos muffins de pepitas de chocolate.
  3. - Podemos utilizar mermelada con el sabor que más nos guste e incluso combinar mermeladas con pepitas de chocolate (negro, blanco, con leche).
Tostadas en Octubre http://tostadasenoctubre.com/

 

 

¿QUIERES RECIBIR NUESTRAS RECETAS?
Suscríbete a Tostadas en Octubre y te mandaremos cada nueva receta que vayamos publicando ¡Únete a nuestra gran familia!